Placas Base

En ABCTIC podrás comprar online placas bases INTEL y AMD a unos precios muy competitivos. Elige el factor de forma de tu placa madre:  Mini ATX, ATX o Micro ATX y selecciona la marca que te ofrezca más confianza. Trabajamos con Gigabyte, ASUS o MSI entre otras. Ideales para gaming, oficina o diseño gráfico.

Para elegir la placa que más se ajuste a lo que necesitas, no sólo tienes que fijarte en el modelo de placa, ya que dentro de los componentes de un pc, tanto la placa base como el microprocesador se consideran la parte principal de toda la máquina

Podríamos entender esto si imaginamos el cuerpo humano, donde si los músculos y los huesos fueran la placa madre, el corazón sería el procesador. El corazón no puede moverse solo, y los huesos y los músculos no pueden funcionar si no hay un corazón que haga circular la sangre y así insuflar vida y movimiento. 

En resumen, son una pareja inseparable, y la elección de uno marca la elección del otro, aunque también hay otros factores que influyen a la hora de elegir este componente.

Ahora bien, ¿qué debes tener en cuenta además de esto a la hora de elegir una buena tarjeta base que se amolde a tus necesidades?. A continuación te contamos las principales características a tener en cuenta.

Factor de Forma

El tamaño de nuestra placa vendrá marcado por esta característica. Pero no sólo el tamaño, sino también la orientación de la misma dentro de la caja donde va a ir montado nuestro PC. Además, el tipo de placa base que elijamos marcará también no sólo el tamaño, sino también la cantidad de zócalos disponibles en la misma. En general, esta característica no marca sólo el tamaño, sino también las especificaciones físicas del hardware y sus componentes, no sólo de los chips y transistores que tiene soldados, sino de los que se le pueden conectar.

Como ya te hemos comentado, en función de la máquina que necesites, necesitarás una placa base acorde a tus necesidades.

Los diferentes factores de forma disponibles que hay son los siguientes:

  • ATX: Este es el más común hoy en día, y el que se caracteriza por el uso estándar de los usuarios, ya que tiene todo lo necesario para montar una máquina normal, con sus respectivos zócalos disponibles para la memoria ram y varios, normalmente cuatro, para los PCI Express, donde en función del fabricante estos zócalos son iguales o vienen con conectividad para diferentes pines PCIe (x1, x4, x8 y x16) que indican la longitud de estos conectores.
  • ATX Extendido: junto con el ATX, este suele ser una de las opciones sobre todo para máquinas donde van a montar, por ejemplo, dos tarjetas gráficas en un mismo equipo, ya que la distancia entre los zócalos de PCI Express es lo suficiente de tal manera que al conectar uno, el módulo de disipación no se solapa encima de otro, por lo que no deja espacios sin usar.
  • Micro ATX: Este tipo de placas suele ser destinado a cajas más pequeñas, por su tamaño, lo que indica que además también tiene menos zócalos para PCIe disponibles, dos. Suele ser destinado para montar en equipos más pequeños, no sólo en potencia, sino también en tamaño.
  • Mini-ATX: el más pequeño de todos. Precisamente por el tamaño, los zócalos de PCIe que tiene disponibles son menores, comúnmente sólo tienen uno.

Como ya comentamos, a todos estos tipos de factores de forma le son compatibles todo tipo de componentes, no necesitan componentes especiales para conectarlos en los zócalos, la diferencia clara será además del tamaño, la cantidad de zócalos disponibles para conectar, donde de nuevo, la cantidad de componentes que vayas a montar en tu pc será principal y decisivo para inclinarte por un factor de forma u otro.

Tipo de Socket

Tal y como te indicamos al principio, el microprocesador y la placa base son los dos componentes principales de tu ordenador, y el socket es el que indica la conexión y el tipo de procesador a montar en tu máquina.

Como bien sabes, las grandes marcas en cuanto a procesadores son Intel y AMD, y sus procesadores encajan en un socket en concreto. 

Por ejemplo, si lo que quieres es montar un procesador Ryzen AMD de tercera generación, es posible que el socket de placa que necesites que esta tenga sea un AM4. Lo mismo ocurriría con un procesador Intel modelos ix-9xxx, donde el socket que requiere es uno del tipo LGA1151

Para tomar la decisión correcta, busca el procesador que quieres montar y mira qué socket es el que utiliza y busca una placa base que tenga ese socket.

Otras características de placas base

Hay otros factores que aunque no son principales pueden ser determinantes a la hora de elegir tu placa base. 

Por norma general, todas las placas tienen un controlador de audio estándar que te servirá para conectar tus altavoces, aunque también gracias a las conexiones HDMI que tienen las tarjetas gráficas, estas conexiones son capaces de codificar no sólo imagen sino también sonido.

La cantidad de periféricos a conectar, casi todos ya normalmente funcionan por USB salvo contadas excepciones, será otra de las necesidades que debe cumplir tu placa base, para no quedarte sin conexiones, aunque hay disponibles pequeños añadidos para conectar a través de PCIe que permiten tener más conexiones USB disponibles.

También si tienen conectividad inalámbrica por bluetooth o Wi-Fi suele ser también otra de las características importantes a tener en cuenta, sobre todo si por ejemplo el lugar donde vas a montar tu equipo no tienes el router cerca y no quieres tener que preparar un cable que recorra toda la casa o la oficina para conectarlo a internet y prefieres beneficiarte de las conexiones inalámbricas que los fabricantes implementan en los routers.