Hubs y Switchs

No es raro escuchar a los expertos en informática hablar de estos dispositivos como si se tratasen del mismo aparato. Es cierto que ambos sirven para crear redes locales, pero tienen una pequeña e importante diferencia.

En el caso del Switch los datos se transfieren a un equipo específico de entre toda la red, mientras que el Hub envía los datos a todos los equipos que formen parte de la red local.

Hub

El Hub es mucho más básico y simple que un Switch.

Crea un punto central de conexión donde se conectan todos los ordenadores de una red local, permitiéndoles intercambiar datos entre sí pero nunca con internet, al menos, por sí sólo.

Es un sistema seguro, que facilita el análisis del tráfico de datos.

Las desventajas son, que necesita mucho ancho de banda y que sólo uno de los equipos puede enviar la información, los otros deben esperar a que termine.

Switch

Es un sistema más flexible, porque te permite enviar datos a un ordenador específico sin que se envíen también a todos los demás equipos que forman parte de la red local.

Al quedar libres, el resto de equipos de la red pueden seguir trabajando e  intercambiando información entre ellos. El límite está en que cada ordenador sólo puede trabajar con otros dos como máximo.

Esta flexibilidad, te permite trabajar con más equipos conectados a la misma red que si se usa un Hub. Además, la transmisión de datos es más fluida y se producen menos errores.

Cada vez más modelos de Switch incluyen la opción de administrar tu propia configuración, para adaptarlos a las necesidades de tu red local y hacerlos todavía más eficientes.

Por eso es el dispositivo más empleado para crear redes locales.

Nuestro catálogo de hub y switch

Igual que con los routers, te ofrecemos las marcas principales de switchTP-Link y D-Link.

Ambos dan excelentes resultados, sólo necesitas revisar las especificaciones que estás buscando.

Características como la cantidad de puertos disponibles, la velocidad de conexión, el ancho de banda, Ethernet en caso de querer conectar a internet tu red local, el diseño  y, cómo no, el precio.

Si es la primera vez que estás configurando tu propia red local y no sabes con exactitud qué dispositivo es el más apropiado, contáctanos.

No sólo te ayudaremos a elegir, sino que tendrás tu dispositivo en casa entre 24 y 72 horas después de realizar tu pedido.