Televisores

¿Te gustaría ver tus películas favoritas o los mayores eventos deportivos del momento a gran calidad? ¿Quieres sacarle el máximo partido a tu nueva videoconsola con una pantalla que permita mostrar toda su potencia gráfica? El mercado actual de los televisores ofrece modelos capaces de esto y mucho más. Pero, ¿qué televisión elegir? Te ayudamos a resolver tus dudas antes de visitar nuestro catálogo.

¿Qué tipos de televisores existen?

Generalmente, los televisores se suelen clasificar en función de la tecnología empleada para mostrar las imágenes. Así, tenemos desde los vetustos modelos con tecnología CTR hasta los modernos modelos QLED, pasando por las pantallas LCD, LED, OLED o de plasma.

Televisores de plasma

Estas pantallas se utilizan en televisores de gran formato, generalmente a partir de 37 pulgadas. Son televisiones ideales para salones con gran espacio o para establecimientos de hostelería.

Los televisores de plasma generan la imagen mediante una gran cantidad de celdas diminutas situadas entre dos paneles. Estas celdas contienen un mezcla de argón y neón que, al aplicárseles electricidad, se convierten en plasma, una sustancia luminiscente.

Las principales ventajas de estas pantallas, aparte de la posibilidad de proyectar la imagen en pantallas de gran tamaño, son su altísima nitidez y la estabilidad de las imágenes en movimiento.

Televisores LCD

Las pantallas LCD, del inglés Liquid Crystal Display, son pantallas de cristal líquido que emiten la imagen mediante el uso de píxeles colocados frente a una fuente de luz reflectora.

Una de las características más destacables de esta tecnología es que funciona mediante el principio de bloqueo de luz, en lugar de emisión, por lo que consumen menos energía que los televisores de plasma.

Televisores LED

Al igual que los LCD, emplean pantallas de cristal líquido, pero en este caso la imagen se forma mediante el uso de diodos LEDs, en lugar de los tubos fluorescentes que utilizan las LCD.

Este tipo de televisiones se caracteriza por ofrecer una gran respuesta en cuanto a nitidez y contraste, aunque sin llegar a las cotas de los televisores de plasma. También suelen televisores finos, ligeros, con poco consumo eléctrico y una vida útil muy larga.

Televisores OLED

Es una tecnología que comenzaron a emplear marcas como LG. En estas pantallas la luz es generada por los propios píxeles. Gracias a ello se puede tener un mayor control del brillo por píxel, disminuir las capas de imagen necesarias y conseguir que las pantallas tengan un grosor mucho menor.

Uno de los puntos a favor de esta tecnología es que ofrece una calidad similar a las televisiones LED, pero con una capacidad todavía mayor de definición y para mostrar colores.

Televisores QLED

Es una novedosa tecnología para formación de imagen patentada por Samsung y que permite activar cada pixel de forma individual. Su nombre proviene del inglés Quantum Dot LED. Estas pantallas son una evolución de las LCD o LED y, en la actualidad, rivalizan con las OLED.

Su gran ventaja es que gracias a la activación individual de los píxeles se puede obtener una imagen con un contraste elevadísimo.

Televisores CRT

Los nombramos simplemente como anécdota, ya que han caído en desuso. Estas televisiones son las clásicas que se venían utilizando en las últimas décadas del siglo XX, y que funcionaban mediante tubos catódicos.

¿Cómo elegir el televisor perfecto para ti?

Al elegir una televisión has de tener en cuenta una serie de aspectos, como la resolución o el tamaño de la pantalla, la posibilidad de conectarse a internet y, por supuesto, el precio.

Resolución

La resolución de pantalla es uno de los factores que repercute directamente en la calidad de imagen. En la actualidad se pueden encontrar las siguientes resoluciones, de menor a mayor calidad:

  • HD o alta definición: resolución de 1280x720 píxeles.
  • Full HD: resolución de 1920x1280 píxeles.
  • Ultra HD: resolución de 3840x2160 píxeles  a color de 10 bits.
  • 4K: resolución de 4096x2160 píxeles y color de 12 bits.
  • 8K resolución de 7680x4320 píxeles.

Lógicamente, cuanta mayor resolución tenga la pantalla (y también en función del tamaño) más elevado será el precio del televisor. Sin embargo, contar con una televisión con una buena resolución es imprescindible para disfrutar de películas a gran calidad, o para aprovechar al máximo la potencia gráfica de las videoconsolas actuales.

Tamaño de la pantalla

El tamaño importa, también en el mundo de los televisores. A la hora de elegir las dimensiones de la pantalla has de tener en cuenta varios factores:

  • Resolución: en los televisores con baja resolución se nota el pixelado de la imagen cuando se mira la pantalla de cerca. Esto no ocurre en los televisores con resoluciones Ultra HD o 4K.
  • Distancia del sofá a la TV: en relación con el punto anterior, deberás elegir una televisión que ofrezca una calidad de imagen nítida según la distancia de visionado.
  • Estancia donde se va a colocar: una televisión para el salón será para uso familiar y, por tanto, ha de ser de mayor tamaño. En cambio, para un despacho o una pequeña habitación puede servir con una pequeña TV.
  • Hueco disponible: ten en cuenta el espacio del que dispones para colocar el televisor. Si la vas a colocaren un armario de salón, mide el hueco disponible y asegúrate de la que televisión encaja en él.

Smart TV

En la actualidad cada vez son más frecuentes los llamados Smart TV o televisores inteligentes. Estas televisiones permiten conectarse a internet e incluyen aplicaciones específicas como Youtube, Netflix, Amazon y un gran número de servicios online. Son una opción imprescindible si quieres disfrutar de todas las opciones de internet a través del televisor. Dicho de otro modo, es casi como tener una TV-ordenador.

Conexiones

Es probable que quieras conectar al televisor una videoconsola, un disco duro o un equipo de sonido, entre otros aparatos y periféricos. Por ello, nuestra recomendación es que la televisión que elijas ha de tener como mínimo 4 puertos HDMI.

Ahora que ya cuentas con toda la información necesaria, te recomendamos que te des una vuelta por nuestro catálogo. Seguro que encuentras un televisor con las características que estás buscando.