Impresoras

El mercado actual de las impresoras está plagado de tipos, marcas, formatos y modelos. A la hora de elegir, los usuarios han de tener en cuenta factores como el uso que se les vaya a dar (doméstico, para oficina, industrial), la calidad y rapidez de impresión o el precio, entre otros. Para ayudarte en tu decisión, a continuación te decimos cuáles son los tipos de impresoras que existen en el mercado, y te damos una serie de recomendaciones a la hora de elegir la tuya.

Tipos de impresoras

La mayoría de marcas punteras en el sector de la impresión como Epson, HP, Canon o Brother, cuentan con impresoras de distintos tipos y formatos. Conocer las características de cada uno es fundamental para elegir un modelo que se adapte a tus necesidades. Entonces, ¿qué tipos de impresoras existen?

Impresoras de inyección de tinta

Son impresoras que emplean cartuchos de tinta. Se les pueden acoplar cartuchos con pigmentos de distintos colores, para que impriman en blanco y negro o en color.

Su alta calidad de impresión y su precio económico las convierten en las reinas de las impresoras para casa. Sin embargo, tienen un inconveniente: el precio de los cartuchos es elevado y puede aumentar sobremanera el gasto a medio y largo plazo.

Dentro de estas impresoras domésticas se puede distinguir entre:

  • Impresoras de inyección monocromas: solo imprimen en blanco y negro. Son ideales si solo necesitas imprimir documentos. Son rápidas, silenciosas, y no requieren un gasto tan elevado en cartuchos.
  • Impresoras de inyección a color: cuentan con un cartucho para el negro y otro para la impresión a color que puede ser amarillo, magenta y cian. Las de mayor calidad pueden imprimir a color con una calidad casi fotográfica.

Impresoras láser

Estas impresoras no utilizan cartuchos, sino que funcionan en base al pegado del polvo negro de su tóner en el papel mediante la aplicación de una carga electrostática.

Las principales ventajas de estas impresoras respecto a las de inyección en tinta son su calidad y rapidez de impresión. Además, la carga del tóner suele durar mucho más tiempo que los cartuchos. Por ello, suelen ser las más elegidas como impresoras de oficina.

Por el contrario, su principal inconveniente es que su precio es más elevado y el desembolso inicial será mayor, aunque se puede amortizar a medio plazo.

Al igual que en las impresoras de cartucho, en la familia láser podemos encontrar:

  • Impresoras láser monocromas: solo imprimen en un color, generalmente en negro. Son rápidas y efectivas, y resultan ideales si tienes un gran volumen de documentos en blanco y negro para imprimir.
  • Impresoras láser a color: aparte de la impresión en blanco y negro, también pueden imprimir en color a una calidad bastante alta y manteniendo la ventaja de su mayor rapidez.

Impresoras multifunción

Si necesitas un todo en uno para tu negocio, son la mejor opción. Estos modelos incluyen, además de impresora, otras funcionalidades como fax, escáner o fotocopiadora. También suelen contar con más opciones de conectividad, por ejemplo mediante USB, WiFi o Bluetooth.

Este tipo de impresoras son las más recomendables si necesitas un aparato versátil que te permita realizar varias funciones en tu casa o en tu negocio. Cabe decir que las impresoras multifunción pueden ser tanto de inyección de tinta como por láser.

Otros tipos de impresoras

También existen otros tipos menos comunes, pero que todavía se siguen empleando hoy en día:

  • Plotters: se emplean para cartelería o proyectos publicitarios que requieran de impresión a gran tamaño. Las impresoras de inyección de tinta tradicionales suelen estar preparadas para imprimir en formato DIN-A4 pero, ¿y si quieres imprimir en A1 o A2 a buena calidad? Entonces un plóter es la solución.
  • Impresoras matriciales: se podrían considerar las abuelas de las impresoras actuales. Funcionan mediante la decalcación o impresión por puntos. Eran impresoras muy toscas y de baja calidad que solo podían imprimir en blanco y negro. Hoy en día apenas se utilizan.
  • Impresoras de sublimación: emplean el calor para plasmar la tinta en una superficie física. Lo bueno de estas impresoras es que permiten imprimir a gran calidad en una enorme variedad de materiales: tela, plástico, madera, cerámica, metal, vidrio, y muchos más.

Recomendaciones a la hora de elegir tu impresora

Llegados a este punto te damos los mejores consejos para que puedas elegir la impresora más adecuada para ti. ¿Qué has de tener en cuenta?

Tecnología de impresión

La tecnología de inyección de tinta cuenta con modelos de impresoras baratas y que imprimen en color a buena calidad. Por su parte, las impresoras láser son más costosas, pero a cambio son más rápidas y el coste a largo plazo es menor.

En los últimos años ha aparecido una variedad de impresoras por inyección de tinta que no funciona mediante cartuchos, sino que incluye en tanque de tinta de mayores dimensiones. Estas impresoras con tanque de tinta son más caras y voluminosas pero reducen el coste de impresión a medio plazo.

Funcionalidades

Las impresoras por inyección de tinta son ideales para uso doméstico.

Las láser son perfectas para trabajo en oficina, por ejemplo si tienes que imprimir un gran volumen de documentos.

Si necesitas hacer impresión fotográfica o imprimir revistas, camisetas o en materiales como madera o vidrio, te interesa una impresora de sublimación.

En caso de optar por la versatilidad, las impresoras multifunción incluyen fax, fotocopiadora, escáner y más.

Y si lo que quieres es hacer cartelería o impresiones de gran tamaño, tu elección debe ser un plóter.

Conectividad

La mayoría de impresoras actuales ya cuentan con diversas opciones de conectividad. En cualquier caso, debes fijarte si cuentan con uno o varios puertos USB o si ofrecen la posibilidad de conectarse a otros equipos mediante WiFi o Bluetooth.

Otras características deseables

  • Carga automática de papel, que permite almacenar el papel en otro repositorio y cargarlo de forma automática.
  • Impresión a doble cara automática, una función que permite ahorrar mucho tiempo respecto a si lo tienes que configurar de forma manual.
  • Tipo de papel admitido. La mayoría permiten imprimir en formato A4, pero es interesante que funcionen con diferentes gramajes, por ejemplo para imprimir en cartulina.
  • Velocidad de impresión y coste por página. Hay fabricantes que ofrecen esta información, que resulta muy útil para valorar el ahorro en tiempo y dinero.

Como ves, el mundo de las impresoras es más complejo de lo que a priori puede parecer. Esperamos que esta pequeña guía de compra te haya resultado de ayuda y tengas más claro cuáles se pueden adaptar a tus necesidades. En Abctic tenemos impresoras de todos los tipos y marcas. Echa un vistazo a nuestro catálogo y elige la tuya.